Publicado el

Cómo colocar correctamente las cuerdas del bajo

Colocar bien las cuerdas del bajo no solo mejora el sonido sino que también proporciona más estabilidad en la afinación. Para ello os voy a contar unos truquillos muy simples que podéis usar para optimizar el sonido y estabilidad de las cuerdas en vuestro bajo. ¡¡Dentro vídeo!!

Preparativos previos a la colocación de las cuerdas

Antes de nada conviene hacer un pequeño repaso al clavijero.

Lo que haremos es apretar bien los postes del clavijero para que no tengan juego. Es importante no apretar demasiado ya que podríamos dañar la pala del bajo, con que no bailen ya es suficiente.

También hay que asegurarse que el tornillo que sujeta la clavija en la parte posterior de la pala está bien apretado.

Colocar las cuerdas del bajo en un clavijero de 2 + 2

Una vez pasada la cuerda por el puente nos dispondremos a colocar la cuerda en la clavija del bajo.

Para ello vamos a dejar 10cm de cuerda desde la salida de la primera clavija y cortamos. Si no tenemos un metro a mano podemos tomar la medida hasta la siguiente clavija y añadimos un poco más.

Después orientamos bien el poste, introducimos la cuerda verticalmente hasta que toque el final y doblamos la cuerda hacia un lado.

A partir de ahí vamos a ir dando vueltas al clavijero con la mano o si podéis con una manivela para bajo sujetando firmemente la cuerda con el dedo para dar tensión.

El objetivo es que la cuerda se vaya enrollando progresivamente hacia abajo y siempre con tensión.

Al final debemos tener todo el desarrollo de cuerda enrollado en el poste de la clavija de arriba hacia abajo.

Gracias a los 10cm de cuerda que hemos dejado conseguimos que todo el poste de la clavija quede relleno de cuerda con lo que ganamos dos cosas:

  1. La cuerda no tiene oscilación dentro del poste de la clavija y en consecuencia tiene más estabilidad.
  2. La cuerda sale de la parte inferior de la clavija con lo que obtenemos un poco más de tensión sobre la cejuela.

Colocar las cuerdas del bajo en un clavijero de 4 en línea

El proceso es el mismo que para los clavijeros de 2 + 2 pero en este caso la longitud de cuerda que os recomiendo es de 15cm ya que los postes son más anchos.

Si no tenéis un metro a mano podéis usar la distancia desde el primer poste hasta el último.

Para la primera cuerda (la más delgada) no hace falta cortar nada y os recomiendo empezar a enroscar un poco más abajo para que tenga más inclinación.

Repaso final a la cejuela y a la salida del puente

Aunque tengamos el puente del bajo perfectamente ajustado al colocar una nueva cuerda ésta se tiene que adaptar a la inclinación del puente.

Para ayudarla en este proceso debemos presionar la cuerda firmemente con el dedo justo después de la salida del puente para que se doble un poco y coja esta nueva inclinación desde el principio. Esto nos evitará tener que afinar muchas veces al principio.

Y de la misma forma que con el puente, aunque tengamos la cejuela del bajo perfectamente ajustada deberemos ayudar a la cuerda a coger la inclinación necesaria para que siempre haya tensión. Para ello basta con presionar la cuerda justo antes y después de llegar a la cejuela un par de veces y con firmeza.

Así optimizamos al máximo el rendimiento de nuestras cuerdas de bajo que con tanto cariño hemos elegido.

Y eso es todo por hoy, espero que os haya gustado este pequeño tutorial y que os sea de ayuda. Recordad que podéis seguirnos en Facebook, Instagram y Youtube y cualquier cosa que necesitéis podéis contactar conmigo y os ayudaré encantado.

¡Hasta pronto!