Publicado el

Cómo ajustar la cejuela del bajo para conseguir una acción perfecta

La acción del bajo es súper importante para poder tocar cómodamente y para ello es vital tener un buen ajuste de la cejuela. Pero si nos pasamos con el ajuste podemos encontrarnos con que el bajo trastea. ¿Cómo debemos ajustar la cejuela entonces? Os cuento cómo lo hago yo en el taller de Tanne Bass Corner.

Os voy a enseñar dos formas de ajustar la cejuela del bajo: con galgas y de forma artesanal. ¡Vamos allá!

Medir la distancia entre la cuerda y el traste con galgas

La galga es una herramienta muy útil para ajustar la cejuela del bajo. Dispone de distintos grosores que podemos utilizar para dejar la distancia correcta entre la cuerda y el traste.

No existe una distancia óptima pero mi recomendación es que os baséis en las siguientes medidas para un bajo de cinco cuerdas:

  • 0.5mm para la quinta cuerda
  • 0.5mm para la cuerta cuerda
  • 0.35mm para la tercera cuerda
  • 0.25mm para la segunda cuerda
  • 0.2mm para la primera cuerda

Medir la distancia entre la cuerda y el traste de forma artesanal

Las galgas nos pueden servir de ayuda pero con mi experiencia he aprendido que el ajuste artesanal es más preciso y da mucho mejor resultado. El inconveniente es que requiere de mucha experiencia así que si es vuestra primera vez mejor hacedlo con galgas.

Para conseguir el mejor ajuste de cejuela necesitaremos ir tocando la cuerda con la mano derecha. Tocad suavemente para oír la nota. No deberíamos escuchar ningún trasteo. Si con la cuerda al aire oís que trastea es posible que necesitéis subir la cejuela o ajustar el mástil.

Mientras tocamos la nota al aire, con el dedo índice de la mano izquierda vamos presionando la cuerda poco a poco justo por debajo de la cejuela hasta que empiece a trastear.

Entonces memorizamos la distancia que hay entre la altura a la que estaba la cuerda y la altura a la que trastea y procedemos a rebajar la cejuela según nuestra apreciación.

Rebajar la cejuela del bajo

Para rebajar la cejuela del bajo necesitaremos un juego de limas de los mismos calibres que las cuerdas de nuestro bajo.

Este es el punto crítico. Debemos tener siempre presente que rebajar demasiado la cejuela puede dejarla inutilizable y tener que comprar una nueva.

Dependiendo del material de la cejuela (grafito, hueso, TUSQ, etc..) deberemos dar más o menos pasadas pero siempre con mucho cuidado y paciencia.

Id limando poco a poco y limpiando los restos con un cepillo suave. De nuevo la experiencia es un factor importante así que sed pacientes.

Una vez limada la cejuela presionad la cuerda por ambos lados para que asienta bien en el nuevo surco.

¡No consigo ajustar la cejuela del bajo Ramón!

Bien, es normal que a veces desesperéis. Si no conseguís un buen ajuste y no disponéis de más ganas o tiempo siempre podéis contactar conmigo para que os ajuste el bajo en el taller de Tanne Bass Corner.

¡Un abrazo y hasta pronto!